El renacer del fútbol serbio

Publicado: junio 21, 2015

Serbia se ha proclamado campeona del mundo sub-20 por primera vez en su historia tras ganar en la final a Brasil 2-1. Una selección que ha tirado de carácter para sobreponerse a la todopoderosa ‘canarinha’. Un equipo entrenado por Veljko Paunovic que ha sabido sufrir para volver a ganar en la prórroga, la cuarta consecutiva que ha jugado en este Mundial.

El conjunto balcánico participaba por primera vez bajo el nombre de Serbia, aunque la FIFA lo considera el heredero de la antigua Yugoslavia. Aún así, bajo un nombre u otro, era la tercera participación en una copa mundial juvenil después de Japón 1979, Chile 1987 y Nueva Zelanda 2015.

Y dos de tres. Porque dejando a un lado el debut donde se quedó en la fase de grupos, primero como Yugoslavia y ahora como Serbia, se ha proclamado campeón en dos ocasiones.

Hace 28 años, la selección balcánica lograba un triunfo inédito. Un equipo en el que jugaban jóvenes valores como Davor Suker, Robert Jarni, Predraj Mijatovic, Zvonimir Boban, que fue Balón de Plata del torneo, o Robert Prosinecki, elegido mejor futbolista del Mundial sub-20 de 1987. Nombres que acabaron jugando en equipos de primer nivel.

Pero aquella fantástica generación se desmembró como el propio país, cuando a partir de la Guerra de los Balcanes se crearon las naciones de Croacia, Eslovenia Bosnia-Herzegovina y Macedonia, que se independizaron de Yugoslavia.

Once años después, ocho futbolistas que se habían proclamado campeones sub-20 tenían la ocasión de jugar un Mundial absoluto, aunque no bajo la misma bandera.

Dragoje Lekovic, Branko Brnovic y Predrag Mijatovic seguían participando con Yugoslavia, mientras que Igor Stimac, Robert Prosinecki, Robert Jarni, Davor Suker y Zvonimir Boban defendieron a la selección de Croacia, que debutaba en un Mundial. Un equipo, por cierto, que maravilló llegando a semifinales y logrando el bronce al derrotar a Holanda en el partido por el tercer puesto. Además, Davor Suker, son seis tantos, conseguía el premio al máximo goleador.

Ahora tocará seguir a las jóvenes promesas de esta serbia, jugadores como el capitán Predrag Rajkovic, Guante de Oro del torneo, que ya destaca en el Estrella Roja o Sergej Milinkovic, futbolista del Genk belga que se ha llevado el Balón de Bronce del torneo. Un futbolista, por cierto, nacido en Lleida, porque su padre Nikola jugó en el equipo catalán de 1993 a 1995.

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply