Djokovic, hexacampeón de Pekín intocable para Nadal

Publicado: octubre 12, 2015

No hay quien pueda con este Novak Djokovic, menos en el ATP de Pekín, en el que ha ganado su sexta corona superando en la final a Rafa Nadal por 6-2 y 6-2 en hora y media. Invicto en el torneo de la capital china tras 29 partidos, sumando de carrerilla los últimos 27 sets disputados.

Un Djokovic en modo número uno intocable. Cuando está en racha de aciertos, jugando a ciegas, con la confianza por las nubes, no perdona. Y a Nadal le falta para llegar a ese extra que le permita tutear al balcánico como en sus mejores tiempos.

La diferencia entre el estado de forma de uno y otro se evidenciaron en los momentos clave. Para empezar, Nadal entregó su saque. A la contra desde el minuto uno. Elevó su nivel el manacorí, propiciando intercambios de mucha calidad en este 45º capítulo del clásico ATP por antonomasia (ahora 23-22 aún favorable al balear). Pero llegó el momento de la verdad, dos bolas de rotura para Rafa en el sexto juego, y las tiró por tierra con dos errores de bulto.

Cuando tocaba marcar diferencias, ahí estaba el aplomo y la efectividad de Djokovic, que remató el set, el 6-2 en 42’ con un juego en blanco. Una señal de cómo andaban los ánimos de uno y otro.

Rafa Nadal, asistencia en el pie derecho

Con 1-1 y 0-30 en la segunda manga, Nadal pidió asistencia médica en su pie derecho. Volvió a la cancha, pero para recibir un ‘break’ que llevó a la sentencia.

Excepcional Djokovic en la conquista de su 56º título profesional, octavo en una campaña en la que había levantado los trofeos de Australia, Indian Wells, Miami, Montecarlo, Roma, Wimbledon y Open USA.

Extraordinaria la superioridad de Djokovic, que se embolsó además 654.725 dólares. Nadal se llevó un talón de 295.180 dólares, ponerse sexto en la ‘Race to London’ para acercarse al Masters Final ATP y la sensación de que sigue dando pasos positivos adelante en su proceso de recuperación.

Desde el episodio del pie derecho la final decayó. Cruzando los dedos el español, los antecedentes así lo requieren, para que no sea más que un susto. En unos días espera ya el Masters 1.000 ATP de Shanghai.

Djokovic, emperador sin discusión de Pekín. Sólo ha entregado 18 juegos en cinco encuentros.

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply